Calendario de escaparates

Calendario de escaparates

En esta entrada en el blog no hablaremos de tendencias, ni de técnicas básicas y avanzadas en escaparatismo, ni materiales, ni creatividad …, nada de nada, hablaremos de una carencia que hemos detectado a lo largo de los años de trabajar codo a codo con las tiendas de proximidad: la falta de organización, definición, estrategia y presupuesto a la hora de hacer los escaparates.

Vamos, vamos por partes:

1- Es esencial tener un calendario de escaparatismo anual y un cronograma de tareas a realizar en la tienda.

El día a día de la venta, el servicio a los clientes, la manipulación de producto, la contabilidad …, el gran número de trabajos a realizar en un establecimiento hace que muchas veces no cambies el escaparate y el merchandising visual, cuando es necesario, si no cuando puedes.

2- Si a principios de año dedicas un día a realizar un calendario, marcando los escaparates necesarios y cada cuánto se debe cambiar, y a ser posible también el del merchandising visual, te será más difícil no hacer estos cambios.

Quizás no les harás, pero al menos serás consciente, de los días que hace que tus clientes potenciales no han visto ninguna novedad en tu escaparate. Y muy probablemente irás corrigiendo y buscando tu fórmula que te permita seguir la planificación.

3- ¿Por qué es tan importante hacer estos cambios?

El peatón, sea cliente habitual o cliente potencial, necesita estímulos para entrar en la tienda. El principal reclamo de una tienda de la calle, es todavía hoy, a pesar de los múltiples canales digitales, el escaparate. No estimular el peatón, disminuye la penetración dentro del local y en consecuencia, la posibilidad de aumentar la conversión, de visitante a cliente.

4- Hay que asignes un presupuesto anual o semestral por los escaparates, sea en valor absoluto o en porcentaje de coste variable en función de las ventas.

¿Por qué? Pues, porque para diseñar un buen escaparate necesitamos saber si disponemos de un presupuesto alto, medio, bajo o nulo. Una vez asignada la partida presupuestaria de escaparatismo, la tienes que repartir los diferentes escaparates que haces a lo largo del año. No hay que repartir de forma igual. Un consejo: dedica más dinero a los escaparates que haces en época de bajas ventas, es en estos periodos cuando necesitas estimular más a los peatones, para motivarlos a entrar. Y las partidas con menos presupuesto dedica la foto a las épocas que ya tienes mucho tráfico de clientes en la tienda.

5- ¿Qué pasa si mi presupuesto es bajo o nulo? Lee el punto 6 😉

6- Que tengas planificados los cambios de escaparate te permitirá buscar el material necesario con mucho tiempo de antelación. Quiere decir que podrás ajustar muchísimo el presupuesto.

Algunos consejos:

Pide a otros establecimientos material que hayan utilizado en anteriores ocasiones para hacer sus escaparates. Intercambia material con compañeros del mismo ramo, no todo hay que comprarlo nuevo. Te harías cruces de la cantidad de trastos de atrezo que llegan a haber en los almacenes de las tiendas.
Si tienes que hacer vinilos, cartelería, tótems, etc …, diseña con tiempo y haz el pedido de todo el material a la vez, resulta mucho más económico. Y de esta manera también planificas la estrategia de mensajes.
Si no dispones de presupuesto, es tendencia (de hecho ya hace años, pero parece que es una tendencia de larga duración) hacer escaparates con Material Reciclado y Shabby Chic. Si no sabes por dónde empezar, en Vicente Matamoros Inglés, escultor y profesor de arte en la UB te enseñará cómo transformar materiales cotidianos con técnicas sencillas, y montar con todo ello, un buen escaparate. Visita nuestra agenda de cursos, pronto lo tendremos en Reus.

7- Tener un calendario de escaparatismo también te permite organizar el equipo comercial.

Está comprobado que cuando se cambia el escaparate el ticket medio y la conversión en una tienda, disminuyen de forma muy acusada, alrededor de un 30%. Estamos tan focalizados, animados o bien con tantas ganas de terminar el escaparate, que perdemos de vista lo más importante, atender bien al cliente. Pasamos de atenderle a su despacho, lo más rápidamente posible.

8- Siempre que se pueda es mejor realizar el escaparate fuera del horario de atención al cliente.

Por la mañana a primera hora, o bien al mediodía si cierras. Piensa que el orden y la limpieza son dos aspectos básicos del comercio que no se pueden descuidar. Hacer un escaparate muchas veces implica caos en la tienda, sobre todo si hablamos de escaparates muy creativos y artesanos. Así que, tanto para tu tranquilidad como por la del cliente, lo mejor es hacerlos a puerta cerrada.

9- Busca qué día de la semana tienes menos venta, marca un día fijo por los cambios de escaparate.

10- No te compliques la vida si estás solo en la tienda!

Invierte un poco de tiempo a buscar por la red como realizar escaparates vistosos y fáciles de montar. Te sorprenderá, cuántas cosas podemos hacer con poco material y poco montaje. Es mejor cambiar el escaparate más a menudo, que no hacer uno muy complicado y no poder cambiar durante meses.

11- Cuenta con la iluminación!

Cuida de los focos o lámparas, que no estén fundidos ni las pantallas sucias. S

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *